Archive for the ‘Basu Ceporá’ Category

04/ 12/ 2013

España: presentan contenedores inteligentes que avisan cuando están llenos

La empresa española Ros Roca presenta sus contenedores inteligentes dotados con sensores que advierten no sólo que ya están llenos de basura sino que, además, avisan si se origina algún incendio en los mismos. Ros Roca ha desarrollado un contenedor inteligente de residuos, dotado con una serie de sensores que recopilan datos sobre su estado. Por ejemplo, estos sensores son capaces de detectar el nivel de carga del contenedor, lo que facilita gestionar de forma más eficiente su recorrido.
También avisan de un posible incendio en los mismos. Los datos recopilados por los sensores se envían a una nube, situada en el servidor de la empresa de basuras o del propio ayuntamiento, y permiten establecer unas rutas de recogida más eficientes. Los residuos orgánicos hay que recogerlos todos los días, pero a lo mejor otros, como el vidrio o el papel, no hace falta.
Hasta ahora, la única forma de comprobarlo era pasar diariamente por los contenedores. Con estos sensores, se conocen más datos sobre su contenido y a partir de ellos se organizan las rutas. En cuanto a la detección de incendios, los sensores captan tanto la temperatura como la presencia de humo en el interior del contenedor, y se pueden configurar para conectar directamente con la central de bomberos más cercana.
Además, cuentan con otra ventaja: tienen un sistema que activa una apertura automática cuando detectan usuarios con movilidad reducida (han sido dotados con una tarjeta o pulsera especial), facilitándoles el depósito de residuos. Los sensores se encuentran en la carcasa de los contenedores y son invisibles desde fuera, lo que evita que se conviertan en el objeto de acciones vandálicas.

BUENAS PRACTICAS….BLOCS ECOLÓGICOS

Las comercializadoras y su rol

Cómo hacer dinero con lo que otros botan
SANTO DOMINGO.- La aplicación de las 3Rs no sólo es un medio de preservación del medio ambiente, sino que representa un negocio lucrativo donde todos los actores involucrados en el proceso terminan ganando.

Ya varios empresarios, tanto locales como extranjeros han visualizado la factibilidad de negociar con lo que todavía algunos llaman basura, pero que los estudiosos y trabajadores del tema prefieren llamar recursos sólidos.

Y es que, aunque la mayoría de estos desechos van a parar a un vertedero, ya muchos tienen sus empresas con operaciones, tanto dentro como fuera del país. Este es el caso de la Recicladora del Cibao, una empresa creada en septiembre del 2010, dedicada a la exportación de materia inorgánica, como papel y plástico.

Carlos Díaz, encargado comercial de esta empresa define los roles de los sectores que intervienen en este negocio. «El reciclaje tiene tres grandes componentes, el recolector, los intermediarios, que lo comercializan y de alguna manera hacen parte del proceso, es donde nos encontramos, el otro renglón es el procesador final, quien convierte ese producto en algo reusable».

El primero en la cadena, el recolector es quien extraen de las casas y de los vertederos el material que luego es clasificado, empacado y trasladado a la empresa, liberando así al medio ambiente de los daños que representan éstos, y convirtiéndolo en un medio de sustento.

Recicladora del Cibao compra material reciclable en toda la geografía nacional, incluyendo al Vertedero de Duquesa y empresas con las que tiene convenio. Originalmente la sólo exportaba, pero su confianza en el negocio le ha llevado a aumentar sus inversiones tecnológicas para participar de la etapa del procesamiento.

Moldosa

En igual tesitura se encuentra la empresa, Moldeados Dominicanos (Moldosa), esta es una zona franca especial, de capital venezolano y mano de obra local, radicada en el país desde 1999 y dedicada a la elaboración de cartones para huevos. «generamos 600 toneladas mensual las cuales se recolectan a nivel nacional» expresa Nelson García, encargado de Materia Prima.

Esta es la única empresa en el país que produce cartones de huevos y portavasos, luego de convertir en pulpa 600 toneladas de papel comprado en diferentes puntos de la geografía nacional, y que tiene como clientes principales a los empresarios avícolas de Moca y Licey, además de sus clientes internacionales.

Fospuca

Otra empresa que se une al negocio, es la Fospuca, también venezolana, la cual cuenta con 32 años de experiencia en el negocio, y apenas dos meses operando en Punta Cana, al llegar al lugar lo primero que hizo fue un estudio del subsuelo descubriendo que bajo los vertederos de la zona salían los acuíferos que alimentan el rio, cuyas aguas van a parar a las lindas playas de ese paraíso turístico, amenazando a la primera actividad económica de la nación.

Jesús Gutiérrez, representante de Fospuca, cuenta que al llegar allí se encontraron con una enorme proliferación de basureros indiscriminados de los cuales han eliminado catorce, y crearon un relleno sanitario que hace más manejable los residuos de modo que no afecte los recursos hidráulicos.

El desafio

Pero los comercializadores tienen un gran desafío, que comienza por la necesidad de educar a la población para que entiendan la importancia de reciclaje y apoyen su trabajo, clasificando y enviándolos a los centros de acopio, los entrevistados se quejan también de una falta de políticas claras que regularice y garantice sus operaciones en el mercado.

Afortunadamente, los sectores involucrados cuentan con el apoyo de varias instituciones de carácter internacional como es el Cedaf y la Jica, que tienen programas puntuales de educación hacia la sociedad civil, empresarios, y el sector público, con los cuales ya comienzan a notarse ciertos cambios, sobretodo en las cientos de escuelas a nivel nacional que tienen integrada al proceso y la articulación de los diferentes sectores de la sociedad.

De Mercedes Guzmán

DIARIO LIBRE

El reciclaje reduce el gasto de los ayuntamientos en basura y mejora los ingresos..

Albina Ruiz Ríos,

«Los buzos de la basura son los emprendedores del reciclaje»

Ha sacado a más de 50 mil peruanos de la pobreza extrema. JOSÉ JUSTO FéLIZ
SD. «La madre de los recicladores (buzos)», le dicen a Albina Ruiz Ríos en Perú, donde hace más de diez años inició, a través de la fundación Ciudad Saludable, un programa de reciclaje para sacar a más de 108 mil buzos de Perú de la pobreza extrema y convertir la basura en un negocio rentable para las empresas y los gobiernos locales; y beneficioso para los ciudadanos.P: ¿Cómo percibe el ciudadano que se beneficia del reciclaje?R: Cuando va a pagar su tarifa en menor proporción. Es lo que ha funcionado en el mundo entero. Si yo separo mis residuos, debo pagar menos que el que no separa. Y ahí se va a estar preocupado, por consumir productos que generen menos residuos y de hacer cosas que produzcan menos residuos. Así se cambian los patrones de consumo y producción.

P: ¿Cuál ha sido su experiencia con los recicladores o buzos?

R: En realidad era transformar a los que hacen el trabajo de recoger esa basura con valor. Los buzos son emprendedores del reciclaje. No tienes que decirle lo qué tiene valor y lo que no. Ya ellos los conocen y conocen el mercado. Era tratar de organizarlos. Lo que hay que hacer es que mejoren sus condiciones. Y como trabajan de manera infrahumana y tienen que estar metidos en el botadero de basura, pues el volumen que sacan es poco y de menor calidad. Los buzos son un sector complejo, con alto índice de alcoholismo (en Perú), enfermedades, y tienen muchos problemas sociales.

P:¿Cómo los han sacado ustedes de la pobreza extrema?

R: Los hemos convertido en microempresarios, para que hagan un trabajo más digno y hemos desarrollado microcooperativas. Lo que hemos hecho es formalizarlos y en vez de estar en los botaderos de basura, que pasen por la ciudad recogiendo basura selectiva de lo que las familias ya separan. En el Perú, los buzos que trabajan en los botaderos sus ingresos no pasan de 1.5 a 3.0 dólares por día; y cuando trabajan en recolección selectiva, manejándose con un horario y en condiciones dignas muchos de ellos llegan a 15 y hasta 20 dólares, porque ya tenemos rutas empresariales individuales.

P: ¿Cómo hacer para que la población entienda que el reciclaje es algo bueno y rentable, además?

R: Si la gente recicla, debería sentirse beneficiada con eso. Si la familia, el empresario o la escuela separan sus residuos, lo lógico es que se vean beneficiado de estos procesos. Nosotros pensamos en lo que son los bonos, para quienes los hagan correctamente.

P: ¿Ha visto la realidad dominicana?

R: Sí. Es lo mismo de otros lugares de Latinoamérica. Gente como usted y como yo viviendo en condiciones infrahumanas. Gente que vive y come junto a las ratas, a las moscas.

Omar Santana, DIARIO LIBRE

Cita:

Si la gente recicla debe sentirse beneficiada. El reciclaje reduce el gasto del ayuntamiento en basura y mejora los ingresos».

Fundaciones barriales y empresas recicladoras se unen contra la basura

Alianzas contra la basura

Fundaciones barriales y empresas recicladoras se unen

El reciclaje de desperdicios genera recursos en ciudades. ANEUDY TAVAREZ

SD. Por supervivencia económica, no por altruismo, las fundaciones recolectoras de desperdicios del Distrito Nacional se han asociado con Moldeados Dominicanos S.A. (Moldosa) y la Recicladora del Cibao para comercializar el plástico, el papel y el cartón que se recolecta en los barrios al Norte del Distrito Nacional.

«La recolección de los desperdicios como negocio se va agotando», sentencia Luis Javier, del Instituto Dominicano de Desarrollo Integral (IDDI), ONG que ha mediado en este acuerdo, junto con el Centro para el Desarrollo Agropecuario y Forestal (Cedaf).

Las fundaciones barriales, Fundazurza, Funsaco, Fundemapu, Escoba y Fucosaguscigua-27, que además de recolectar basura, se encargan del saneo ambiental de los barrios, se ven «forzadas» a buscar nuevos modelos de negocio, en las palabras de Gilberto Santos de Funsaco, en parte, por el retraso en el pago por parte del Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN). Un atraso de más de RD$53 millones, que en términos prácticos significa la mitad de los ingresos que perciben en un año.

«Por cada 2.5 millones de pesos que se factura al mes, el Ayuntamiento paga entre el 50 y el 60 por ciento», dice Santos.

En tanto que Moldosa, que recicla el papel, y la Recicladora del Cibao, que procesa el plástico y el cartón, no tienen la capacidad logística para mover los 55 camiones que las fundaciones combinadas utilizan en los barrios del Distrito Nacional, pero tampoco la base social para transitar por estos sectores sin inconvenientes.

«Nos necesitamos todos», dice Nelson García, de Moldosa, al indicar que la empresa procesa papel para convertirlo en portavasos y bandejas, entre otros productos.

Según Moldosa, el país produce mensualmente unas 1,600 toneladas de papel, de las cuales ellos recogen entre 300 a 350 toneladas, mientras el resto se comercializa por otras empresas o simplemente se pierde. «Nosotros necesitamos unas 550 toneladas de papel mensualmente para lo que hacemos. Da pena decir que pese a la cantidad de papel que se produce en el país, tenemos que importar 150 toneladas», dice García.

Las fundaciones barriales y Moldosa acordaron una meta de entrega 950 toneladas al año, para un promedio mensual de 80 toneladas. El acuerdo entre Moldosa y las fundaciones es más alto, según el total de toneladas entregadas. Entre 1-40 toneladas, se paga a 105 dólares la tonelada; de 40-60 toneladas es de 115 dólares; más de 60 toneladas es de 135 dólares.

En tanto que Recicladora del Cibao exportó al extranjero en el último mes 1,600 toneladas de plásticos. Un porcentaje pírrico cuando se toma en cuenta que sólo en el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo se producen 4.5 mil toneladas diarias, de las cuales el 35% tienen potencial para revalorarse.

Para incrementar el total, Recicladora del Cibao donó una máquina compactadora a las fundaciones barriales. El primer envío, que se realizó la pasada semana, fue de 75 pacas con un preso promedio de 60 kilogramos. La tonelada de plástico se comercializa actualmente en promedio a RD$9 mil; aunque el valor promedio internacional es de RD$12 mil.

El transporte

Uno de los problemas del reciclaje en el país es el transporte. Según Funsaco, es el 60% del costo total del trabajo. Carlos Díaz, de Recicladora del Cibao, dice que la inexperiencia también incrementa estos costos.

«La compactadora que hemos donado tiene capacidad para hacer pacas de 250 kilos. Por falta de experiencia y práctica los muchachos hicieron pacas de 60 kilos», dice Díaz, al señalar que el ahorro de espacio es clave para reducir el costo del transporte.

Diario Libre                                   Por Omar   Santana

No dejen de leerlo… Buzos o el reciclado artesanal

Buzos o el reciclado artesanal

De las cuatro mil toneladas de basura que se vierten en Duquesa, sólo se recupera un 3%.
La recolección y disposición final de los desechos sólidos en el país se encuentra en una situación crítica, de acuerdo con un acuerdo firmado entre la Mancomunidad del Gran Santo Domingo y el BID. Los llamados buzos, que no son más que personas que buscan basura de la que se puede obtener beneficios, cumplen una labor. Por Omar Santana

Miguel Reyes (a) El Martillo es un «buzo». Sale diariamente a escudriñar entre los desperdicios de Villa Consuelo en busca de objetos que se pueden revalorar. Para la inmensa mayoría de los dominicanos «El Martillo» es un problema.

Pese al estigma, es posible que el buzo esté mejor concienciado en cuanto a reciclaje, reutilización y el valor de la basura que la mayoría de las personas a las que perturba con el desastre que deja al buscar entre los desperdicios de otros. «En materia de recolección de basura, el buzo es mejor ciudadano que la mayoría de los capitaleños», expuso en una ocasión el director de Aseo Urbano del Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN), José Miguel Martínez Guridy.

Como El Martillo, según datos suministrados por el ADN, en el Distrito Nacional unas 742 personas subsisten de escarbar por basura. Mientras que en Duquesa, de acuerdo a un estudio elaborado en 2007 por el Ministerio de Medio Ambiente y el PNUD, la cantidad estimada de buzos en el vertedero es de unos 400.

El secretario general del ADN, Domingo Contreras, cree que de las 4,000 toneladas de desperdicios que se depositan en Duquesa entre el 25% y el 30% puede ser recuperable en alguna forma; sin embargo, expone, «actualmente ese potencial se queda en un 3%, principalmente realizado por los buzos».

La calle Baltazar Álvarez, en Villa Consuelo, es infaustamente célebre por la gran cantidad de desperdicios que ocupan las aceras y calles, pero lo cierto es que una buena cantidad de los buzos capitaleños termina su ciclo en esa vía.

«Cientos de miles de pesos se mueven aquí por los buzos», asegura El Martillo, mientras destruye a golpes una pieza de cobre, que junto a unas piezas de aluminio, le darían unos RD$160, para pasar la mañana. Cuenta que cada cierto tiempo se gana «el premio mayor» al encontrar una nevera o estufa entre los desperdicios. «De ahí se ganan por lo menos mil pesos, dependiendo cómo esté la cosa».

«A la cosa», se refiere la cotización de los metales, principalmente, aluminio, cobre, bronce hierro, entre otros metales, inclusive plata y oro, que en ocasiones se encuentran en la basura por algún descuido. En Villa Consuelo se comercializa también plásticos y botellas de vidrio. Mientas que los cartones, papel y fundas plásticas se compran y venden mucho menos.

Samuel Espinosa es un joven soldador que por ausencia de trabajo está buceando. Dice que su recorrido diario en busca de basura con valor, se inicia y concluye en Villa Consuelo, luego de arrastrar una carreta hasta el Kilómetro 9 de la Autopista Duarte y retornar.

En Duquesa, Alberto Miliano se sabe «bañar» entre los desperdicios del vertedero sin ningún inconveniente en busca de cosas que pudieran tener valor. Aunque los metales y plásticos es lo común, asegura que de allí puede sacar zapatos, maletas, y prendas de vestir que luego de lavarlos vende sin mayores inconvenientes.

«Una mina de dinero»

Etanislao Reyes Martínez es el encargado de uno de las decenas de puntos de compra y venta de plásticos, metales, y botellas de vidrio apostados en la carretera de Los Casabes, que se interpone entre el vertedero de Duquesa y la avenida Jacobo Majluta. En su puesto compra los sacos de botellas de cerveza por unos RD$25 y dice que las vende a RD$45, sin tener que mover un dedo. «Aquí las traen para venderla y aquí mismo las grandes empresas vienen y las compran», sostiene con mucha propiedad. En Villa Consuelo la cotización es de un peso por botella de vidrio y la venta ronda los 1.50 pesos.

Lo mismo con los plásticos. En el entorno de Duquesa, la libra alcanza los tres pesos para la compra, y la venta es dos veces el precio. Mientras que en Villa Consuelo, el plástico, que se comercializa en variadas formas, el que tiene capacidad para un galón de líquido, se compra a dos pesos y se vende por cuatro. Los datos en Villa Consuelo fueron suministrados por Romelio Ramírez, quien es un intermediario.

Por la diferencia de precios entre la compra y la venta, Reyes Martínez asegura que «Duquesa es una mina de dinero. Los vertederos todos, llevan movimiento a los lugares donde están», sentencia, y da fe de que cada 15 días vende unos RD$200 mil en materiales.

Propuesta

Las fundaciones de recolección de basura Fundmapu, Fundsazurza, de Escoba y de Fucosaguscigua27, recolectoras de desperdicios de la zona norte del Distrito Nacional crearon la Asociación de Fundaciones de Saneamiento Ambiental por el Reciclaje, para dirigir mancomunadamente un programa de reciclaje para los sectores de la parte alta de la ciudad. Este tiene el objetivo de reducir la cantidad de desechos sólidos que va a parar a los ríos y a las alcantarillas. El proyecto pretende organizar a esos buzos, de manera que coticen en el sistema de seguridad social y tengan acceso a una cooperativa. «Como están actualmente los buzos, no saldrían jamás de la línea de pobreza, pese a que realizan una labor ecológica para el Gran Santo Domingo y el país», asegura el secretario general del ADN, Domingo Contreras.

Más de mil toneladas de desperdicios diarios que van a Duquesa tienen el potencial para reutilizarse.

De Diario Libre

La basura como un tesoro

Está la tecnología y hay empresas interesadas en reciclar la basura

Escrito por: HECTOR GALVAN (hectorgalvan122@gmail.com)

El sistema de reciclaje de basura de Corea del Sur,  que permite mantener una limpieza en las ciudades de ese país, es sencillamente impresionante. Y lo observé cuando  visité uno de los centros más importantes de  reciclaje de desperdicios de Seúl.

Antes, ese lugar era una montaña de  amontonar basura. Ahora, no solo es un centro de reciclaje, sino también un museo. Niños y jóvenes estudiantes lo visitan con frecuencia  para conocer  cómo de la basura se producen botellas, plásticos, material para  telas y combustible. Es un lugar tan higiénico y seguro que al frente hay un centro de  recreación infantil.

Esa experiencia la recogí en mi libro El Rostro de la Esperanza, y fueron remitidas a las autoridades correspondientes por las vías oficiales.

Llegué a identificar a empresarios interesados en invertir en el tema del reciclaje de basura en la República Dominicana.

Ya en Colombia, también he conocido de otros sistemas interesantes para el reciclaje y la recogida de basura. En Bogotá, por ejemplo, es en horas de la noche y en las madrugadas que se realiza la recogida de los desperdicios. Y existen también importantes compañías con experiencia en el reciclaje de la basura  para producir nuevos insumos y combustibles.

Todo lo anterior viene a colación a propósito de la declaración que hacen los alcaldes de la ciudad de Santo Domingo y de la zona oriental   solicitando la intervención del Gobierno central a fin de que contribuya a la solución del problema de la recogida de basura, así como del vertedero que hay en el Santo Domingo Norte.

Al parecer, el tema de la basura se ha convertido en un dolor de cabeza para las autoridades municipales y una situación que genera dificultad en nuestras ciudades. Mientras en Corea del Sur veía cómo en el metro habían personas que se encargaban de buscar los periódicos que alguien dejara, como si los desperdicios fueran un importante tesoro, en el país tenemos el gran reto de ver qué se hace con las 1,900 toneladas de desechos que solo el Distrito Nacional produce diariamente.

Lo que sí notaba en Corea del Sur y también lo observo en Colombia es la eficiencia en el manejo y reciclaje de los desperdicios. Las ciudades contratan empresas de gran responsabilidad y con experimentada experiencia y con innovadoras tecnologías en el manejo de desperdicios.  Existen las tecnologías y hay   grupos empresariales interesados en el reciclaje de  la basura.  Y si existe la voluntad de algunos de los alcaldes y del gobierno central, que faltaría entonces para hacer de la basura un tesoro en el pais.

«La basura es un recurso fuera de lugar.” Dante Aquino

 

 

 

 

 “Nadie puede detener una idea cuyo tiempo ha llegado” Víctor Hugo

Compartiendo un sueño

DOÑA BASU VERSION  2003. Derechos reservados. Se  espera iniciar un   sistema de  formación  ambiental en  instituciones públicas, privadas, edificios, viviendas  etc., que induzca, facilite e incentive la separación en origen de los  residuos sólidos, armonizando principios económicos, sociales y ambientales ofreciendo una oportunidad a personas que por su situación social  no pueden acceder a un puesto de trabajo.

El registro de los buzos  es  fundamental para iniciar las actividades de capacitación en los centros de acopio, siempre favoreciendo a los que tengan mayor dificultad económica y laboral.

  • RECICLAYA. Recogida selectiva en instituciones públicas y privadas
  • ERREMANIA. Capacitación centros educativos y colegios
  • RECICOOP.   Cooperativa de Reciclaje
  • BASUCEPORA.  Donaciones, intercambios  y ventas

La Historia de Basu Ceporá

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Basu Ceporá: Obra de Títeres

Tienda de intercambios y donaciones

AVISOS INTERCAMBIOS Y CAMBALACHE

Acá se pueden colocar cosas que sean de utilidad para la comunidad,

Ventas baratas, donaciones

Por ejemplo:

Tengo todos los libros del año pasado.


Si deseas vender algo, envía la información y se publicará.

Enlace: reciclaya.edu.do

A %d blogueros les gusta esto: