RECICLAJE DE PILAS

sE CREA UN INVENTARIO DE RESIDUOS

Los productores de pilas tienen que hacerse cargo de su reciclaje desde hoy

Un punto de recogida de pilas en Madrid (Foto: Julio Palomar)Un punto de recogida de pilas en Madrid (Foto: Julio Palomar)

ELMUNDO.ES | AGENCIAS

MADRID.- Los productores e importadores de pilas, acumuladores y baterías están desde ya obligados a hacerse cargo de la recogida y gestión de estos productos después de que hayan sido usados, tras la entrada en vigor hoy del Real Decreto que regula su reciclaje. Esta iniciativa supone un avance importante en la comercialización de pilas y acumuladores y su gestión ambiental como residuos después de usados.

Para ello, o podrán poner a disposición de sus clientes sistemas de gestión creados por ellos o deberán contribuir económicamente a los sistemas públicos de gestión, que se harán. Hasta este momento el productor no era responsable de la pila ya residuo.

Desde este momento será más fácil deshacerse de las pilas o baterías que ya no pueden volver a ser utilizadas . Los consumidores puede entregarlos, de manera gratuita, en los contenedores de recogida que establezcan los sistemas de gestión (puntos urbanos de recogida, establecimientos comerciales de los distribuidores, puntos limpios, talleres de automoción, etc.).

Además, para asegurar la efectividad de la entrega se obliga a los distribuidores a aceptar sin coste para el consumidor, la devolución de las pilas y acumuladores portátiles usados, en el momento de venderles otras pilas y acumuladores portátiles.

El nuevo Real Decreto indica también que, de acuerdo con las informaciones que las comunidades autónomas estarán obligadas a suministrar al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, se creará de forma anual el Inventario de Gestión de Residuos de pilas y acumuladores usados, que se incorporará al Inventario Nacional de Residuos. Ciudadanos con «Obligación ecológica».

Otras novedades que se contemplan son: la prohibición de vender pilas, baterías o acumuladores que contengan determinadas cantidades de mercurio o cadmio. Estos productos llevarán, también, marcada su capacidad energética, el símbolo químico del metal pesado que contengan y el símbolo de recogida selectiva. Este último indicativo se hará con el fin de advertir al consumidor sobre su funcionamiento, peligrosidad y la no eliminación en las basuras domésticas.

Una ‘ecotasa’ sin fecha fija

El objetivo de Medio Ambiente es llegar a 2011 con el 25% de las pilas portátiles recogidas en este sistema y el 45% en 2015. Según datos de la Fundación Ecopilas -integrada por los principales fabricantes de pilas-, en España se gastan cerca de 322 millones de pilas al año y su fabricación consume hasta 50 veces la energía que generan. De todos los metales que contienen las pilas, el más peligroso es el mercurio.

Desde 2007 está prohibida en España la comercialización de pilas alcalinas cuyo contenido de mercurio sea superior a cinco partes por millón, aunque las pilas de botón son la excepción.

El Real Decreto, que hoy ha entrado en vigor, también contempla cobrar un depósito a los consumidores que se les devolverá cuando acudan al centro donde adquirieron las pilas a reciclarlas. Aunque la medida puede ser eficaz para gestionar este tipo de residuos aún no comenzará a cobrarse, ya que Medio Ambiente desconoce, de momento, cuándo se cobrará, y cuánto habrá que pagar. El Ministerio asegura que no entrará en vigor hasta que llegue a un acuerdo con la Conferencia Sectorial que reúne a las Comunidades Autónomas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: